Entrevista a padres de familia que han incorporado la pedagogía Waldorf

entrevista a padres de familia que han incorporado la pedagogía Waldorf

Se que en este blog hemos compartido información sobre las bases de Waldorf, pero la experiencia directa de los padres de familia que de alguna manera han incorporado esta vivencia a su vida puede ser mucho más nutritiva para ti que comienzas en el camino de la crianza consciente. Es por ello que te comparto una entrevista a padres de familia que han incorporado la pedagogía Waldorf.

Entrevista 1 – Madre Waldorf

Mi nombre es Belem y tengo 36 años. Nací en la Ciudad de México y viví ahí hasta los 23 años y después de vivir en varios estados de la República eché raíz con mi esposo en la Riviera Nayarit, en donde vivo ahora y en donde nació mi hijo, que ahora tiene 4 años.

Somos una familia tranquila, en un pueblo más o menos pequeño junto al mar, disfrutamos de las cosas sencillas.

¿Cuál fue tu primer acercamiento a la pedagogía Waldorf? ¿Cuándo fue que conociste este modelo?

Nuestro primer acercamiento con Waldorf fue cuando nuestro hijo tenía 2 años y medio y empezábamos a ver opciones para kinder de nuestro hijo.

Desde siempre sabíamos que el sistema tradicional no era para nosotros, teníamos en mente algo como Montessori, aunque no alcanzaba a hacer click total y entre amigas salió el comentario de una escuela así más o menos como lo que yo estaba buscando así que pregunté más detalles y me fui a conocerla.

¿Qué encuentran en Waldorf que en otros modelos no?

Encuentro congruencia y equilibrio, algo que para mí no hay en los otros sistemas, aun en los “alternativos”.

Equilibrio entre lo que necesita su cuerpo, su mente y su corazón, para nosotros eso era fundamental pues creemos que el tiempo que los niños están en la escuela aprenden mucho más que solo lo académico.

Equilibrio entre todas las necesidades infantiles que deben ser cubiertas mientras están en la escuela, equilibrio entre el rol de las maestras y los niños, equilibrio en la participación de los papás en cuestiones escolares y congruencia entre los elementos.

¿Qué le podrías compartir a otros padres que comienzan a buscar pedagogías alternativas?

Que escuchen atentamente al niño, que se abran sin miedo, que muchas veces la presión social es fuerte y la familia cuestiona y los vecinos comparan y un largo etc., pero vale la pena darle peso a esto tan grande y trascendental como es la escuela en donde nuestros hijos pasan tanto tiempo y en donde van a vivir experiencias que no vivirán en ningún otro lado ¿quieres que lo nutra o que lo limite?

Escucha a tu familia, respétala y hónrala.

Entrevista 2.- Padre Waldorf

 

Mi nombre es Oscar y tengo 38 años. Nací en Morelia y actualmente vivo en Monterrey con mi esposa y mis 2 hijas, una de 9 años y una de 7.

¿Cómo fue que llegaste a la educación Waldorf?

Yo estudie en una escuela tradicional y tengo muy buenos recuerdos de aquella escuela, inclusive sigo viendo a mis antiguos compañeros y reuniéndome con ellos en fiestas de generación. Al mudarme de ciudad inscribí a mis hijas en una escuela de la misma línea acá en Monterrey.

Todo iba bien en un inicio con mi hija mayor, fue hasta que empezó primero de primaria mi hija menor que me di cuenta que realmente no disfrutaba de ir a la escuela, lo veía en su cara día a día.

Constantemente nos llamaban a mí y a mi esposa para darnos reportes de la niña, principalmente de que hablaba mucho en clase, que tenía un notable liderazgo y también me pedían que nos rigiéramos en el reglamento con respecto a la apariencia de ella.

Mi hija es muy artística, tiene un gran desenvolvimiento, tiene mucha apreciación por las cuestiones estéticas y para ella el llevar un uniforme, decirle hasta de que color tiene que usar el moño del pelo, y pedirle que esta callada 6 horas al día realmente era pedirle que fuera otra persona que en esencia no es ella.

Yo sabía que si mi hija permanecía en esa escuela su autoestima se vería seriamente dañada.

¿Por qué elegiste Waldorf como el modelo educativo para tu hija?

La verdad yo no conocía nada sobre Waldorf, mi hija más grande no tiene problema en estar en una escuela tradicional pero ese modelo no es para la más chica, así que comencé a buscar alternativas y a informarme y poco a poco fui conociendo una comunidad Waldorf.

Primeramente, fui a una entrevista donde me explicaron en términos generales en que consisten este tipo de escuelas y posteriormente mi hija fue una semana de prueba a esta escuela.

Al tercer día vi claramente como es que mi hija por primera vez en su vida estaba disfrutando de ir a la escuela.

Cómo se le valoraba en ese entorno por ser ella misma, sin juicios ni el deseo constante de cambiarla. No es que no existan reglas en Waldorf, sino que son reglas amorosas.  Después de esa semana de prueba mi hija nunca regreso a la escuela tradicional.

Puedo ver claramente los beneficios que esta escuela he traído a mi hija.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Cargando Captcha...