Forma de vivir el invierno desde la propuesta Waldorf

Forma de vivir el invierno desde la propuesta Waldorf

En el hemisferio norte estamos por iniciar el invierno, por medio del solsticio, y quiero compartir contigo algunas reflexiones sobre la forma de vivir el invierno desde la propuesta Waldorf.

Waldorf y la conexión con el entorno

Recordemos que para las escuelas Waldorf uno de los elementos que debe de estar más presentes en la propuesta pedagógica es el ritmo y los componentes esenciales del ritmo de vida son: la inhalación y la exhalación.

La tierra también tiene estos ritmos y el invierno es la inhalación más profunda. Durante la primavera y el verano la vida esta en el exterior, la vegetación se encuentra por todas partes y los animales se encuentran en gran acción. Las personas tienen una tendencia anímica a socializar, a salir de casa, ir a pasear, etc.

Características del invierno

Sin embargo, naturalmente el invierno es un tiempo de resguardo de hibernación y de calma.  La vida moderna a alteado el rimo natural, el invierno se ha convertido en una época llena de luces, fiestas, reuniones sociales, música, comida, sin embargo, basta hacer una reflexión para darnos cuenta como todo en el entorno natural nos muestra lo contrario, es claro que estamos ¡contra natura!

El peligro de entrar en esta forma de llevar el invierno es que, si no hay un momento de inhalación, de paz y de silencio profundo, no se podrá contactar con el interior, con la parte espiritual, habremos de tener una personalidad volcada en la satisfacción externa y empobrecida de la parte interna.

Una de las formas que propone la escuela Waldorf para la conciencia de los niños sobre esto es con la corona de adviento Waldorf y  celebración del espiral de adviento, una celebración con muchos simbolismos que en el curso Waldorf en casa describo a profundidad, pero que básicamente consiste en montar una espiral por la que atraviesa un niño en total silencio con una vela apagada, toma la luz central y coloca su luz dentro del universo del espiral.

Este o cualquier otra actividad que se pueda realizar para lograr que los niños entren en el ritmo cósmico preponderante les permitirá un bienestar anímico y psicológico.

2 Replies to “Forma de vivir el invierno desde la propuesta Waldorf”

  1. Agradezco el acompañamiento que nos dan estas notas, durante este año conocí la metodología Waldorf y definitivamente me queda mucho más por aprender y conocer. gracias. Que pasen una feliz navidad!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Cargando Captcha...