Diferencias entre la educación Waldorf y Montessori

Al pertenecer a la corriente de la nueva escuela y tener propuestas disruptivas con respecto a la educación tradicional, suelen considerarse dos perspectivas muy similares pero también vale la pena conocer algunas diferencias entre la educación Waldorf y Montessori

Para iniciar vale la pena señalar que así como existen diferencias también hay varios puntos en común entre estas dos propuestas pedagógicas,  ambas perspectivas ven al niño como el protagonista de la educación,  toman en cuenta aspectos, físicos, intelectuales y espirituales, por lo cual tienen un respeto por su evolución e individualidad.

No hay un antagonismo entre Montessori y Waldorf son distintos caminos para llegar a algunos puntos comunes.

El análisis que te presento a continuación está basado en lo propuesto por Barbara Shell en el libro Waldorf Education a family Guide, quién tiene más de 30 años de maestra Waldorf y ha participado en algunos cursos y capacitaciones con maestras Montessori.

Análisis de las diferencias entre la educación Waldorf y Montessori

 

Este análisis está centrado en 4 aspectos: juego, desarrollo social, juguetes y orden y estructura

Juego

Waldorf: Desde este enfoque el juego es considerado el “trabajo” de los niños pequeños, el cual tiene entre sus características la imaginación y la fantasía. El/la maestro/a aprovecha y trabaja con los elementos fantásticos, hay actividades y asignaturas que propician el aprovechamiento de la fantasía.

Montessori: Desde este enfoque los niños pequeños tienen dificultad para distinguir entre realidad y fantasía, el jugar con mundos imaginarios se dará solo después de que el niño tenga plena consciencia sobre la realidad.  Las tareas y actividades escolares están orientadas hacia la realidad. María Montessori mencionaba que los niños no estaban realmente interesados en los juguete por mucho tiempo como lo estaban por intereses intelectuales como conocer tamaños y números.

Desarrollo social

Waldorf: La perspectiva Waldorf refiere que el niño de forma gradual aprende a ser un ser social por lo cual el trabajo con esta característica humana es igual de importante que cualquier otra.

El rol de el/la maestro/a en los salones Waldorf incluye organizar y modelar la socialización mediante actividades conjuntas de movimiento, cantos grupales, juegos colaborativos, etc., que desarrollen el lado humano de los niños y mediante los cuales aprendan a trabajar la tolerancia a la frustración.

Montessori: El salón Montessori es un espacio abierto y preparado con actividades rítmicas para el trabajo individual.  En este modelo los niños pequeños realizan  la mayoría de su trabajo  por medio de aprendizajes individuales.

Cada niño trabaja en la actividad de su elección de manera independiente al resto de sus compañeros. La guía Montessori acompaña al grupo y solo interviene si el niño lo requiere.

La socialización no se lleva a cabo al momento de trabajar sino al esperar su turno para utilizar algún material que otro niño este ocupando o esperar para ser auxiliado por la guía

Juguetes

Waldorf: Desde este enfoque parte del valor que tienen los juguetes es la ayuda que prestan al niño para reelaborar las experiencias que les suceden en su vida real (lo que pasa en casa, en el entorno, etc.).

En una escala de valor la última de las finalidades de un juguete es el aspecto intelectual, por el contrario es un instrumento que alienta a trabajar con la fantasía de los niños.

Por tal razón lo juguetes Waldorf de primera infancia son trozos de madera, telas, listones y muñecos con mínimos detalles para que sea la imaginación del niño quien anime y “de vida” a los juguetes y con esto tenga una catarsis emocional.

Montessori: Desde esta perspectiva se pretende la pronta exposición de los niños a la lectura y las matemáticas y los juguetes son un medio para llegar a ello.

Por lo cual los juguetes Montessori están hechos para ir paso a paso de manera progresiva y focalizada en la adquisición de determinados conceptos.

Orden y estructura

Waldorf: Desde esta perspectiva el niño debe trabajar en un entorno rítmico con conocimiento pleno y predecible de lo que va a ocurrir a lo largo del día y la semana (esto baja su angustia ante lo desconocido y lo prepara para el trabajo).

Hay tiempo para el trabajo individual y dirigido como el tejido y la panadería, así como el trabajo colaborativo como el teatro, los juegos de dedos, entre otros.

Montessori: María Montessori describió a los salones de clase como lugares en los que los niños son libres para su movimiento y en los que a lo largo de la jornada escolar no hay divisiones entre periodos de trabajo y periodos de juego o descanso.

Los niños son libres de elegir las actividades con las que quieran trabajar de manera individual en el salón de clase.  Desde la perspectiva Montessori una de las propuestas principales es la capacidad de decisión del niño. Por lo cual no hay una estructura con respecto al ritmo de trabajo.

Espero que estos puntos te clarifiquen algunas de las diferencias entre ambos modelos. Cuéntame ¿Cuál es tu punto de vista al respecto?

3 Replies to “Diferencias entre la educación Waldorf y Montessori”

  1. hola me interesa saber mas de esta metodología waldorf y que actividades puedo realizar para bebes de 12 a 18 meses

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Cargando Captcha...