Versos Waldorf para primero de primaria

Versos Waldorf para primero de primaria

El decir un verso antes de cada cambio de actividad o materia es una de las características en las escuelas Waldorf, en este artículo te decimos el porque y te damos algunos Versos Waldorf para primero de primaria.

¿Por qué se usan los versos en las escuelas Waldorf?

Una parte muy importante en la pedagogía Waldorf es el ritmo, y entre los elementos importante de un buen ritmo están por un lado la claridad en lo que se realizará (saber lo que se hará) y por el otro la preparación emocional para enfrentar tal actividad (la actitud ante lo que se hará).

Una forma cálida que ha encontrado la pedagogía Waldorf para hacer una transición entre una actividad y otra es mediante la recitación de versos que preparen y den elementos claros a los niños de lo que se espera de ellos en la siguiente actividad y cómo realizarla.

Los versos son una pequeña pausa, un respiro en la jornada para hacer un cambio hacia la actividad, una alegre toma de consciencia y son formativos en sí mismos.

Con los versos se trabaja la mente (al memorizarlos) cuestiones anímicas (promover la voluntad al trabajo) y también espirituales (la fortaleza que el niño encuentra en las palabras poéticas que recita).

Verso para iniciar la clase

El verso más conocido en las escuelas Waldorf es uno que escribió el mismo Rudolf Steiner llamado La luz amorosa, y aunque hay varias versiones del mismo, en esencia es el mismo.

La luz amorosa del sol

Ilumina el día para mi

El espíritu que vive en mi alma

Da vigor a lo que hago

En el brillo de la luz del sol

Venero la fuerza humana

Que desde lo más profundo se ha vertido en mi alma

Para que sea laborioso

Y este sediento de aprender


De ti procede luz y vigor

A ti se elevan gratitud y amor.

También podemos emplear algún otro creado por los mismos profesores, que hable sobre el inicio del día, la voluntad y el trabajo rítmico.

 

IAO

Es también muy común iniciar el día haciendo algún verso que tenga en su esencia el carácter de las letras I, A, O, esto con fundamento en la euritmia. Este verso es vigorizante, va acompañado de los movimientos propios de estos caracteres y ayuda para presentar a los estudiantes que están en clase ese día (en lugar de pasar lista)

I: Abajo esta la tierra

A: Arriba está el cielo

O: Aquí están mis compañeros con quienes fraternizo

A continuación cada estudiante dice su nombre y la frase “… está presente en este día”.

Tejido

Con las manos vamos a trabajar el corazón dispuesto la lana vamos a transformar en maravillosos objetos

Narración del cuento

Vamos a llamar a todos, los seres de un país fantástico, a las hadas y los duendes, para que vengan y nos enseñen, grandes lecciones para la vida, gran compañía para los sueños.

Acuarela

Hay un puente de luz maravilloso que desde el cielo baja hasta mi pincel, para crear los más bellos colores.

Cera

Con voluntad trabajan mis manos, la cera envuelvo con mi calor y maravillosas formas yo le doy

Hora de la comida

Luz, tierra, agua y aire

Se conjugan para fortalecer mi cuerpo

Y dar vida a mi espíritu

Con estos alimentos

Despedida del día

Tenaz como un pájaro carpintero

Resistente como una tortuga

Trabajador como una hormiga

Observador como un búho

Parte de un grupo como unos delfines que atraviesan el océano

Creciente como la semilla de un gran árbol

Incansable como un caballo cabalgando por la pradera

Grandioso como una ballena

Amoroso como un mapache

Así ha sido mi jornada en la escuela

Y mañana podré continuar mi gran obra

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Cargando Captcha...