Fiesta de San Juan en las escuelas Waldorf

Fiesta de San Juan en las escuelas Waldorf

Existen diversas festividades Waldorf a lo largo del año para vivenciar las transiciones naturales, sin embargo hay 4 principales, cada una corresponde a cada estación, y para el verano la principal es la Fiesta de San Juan.

La fiesta de San Juan en las escuelas Waldorf se celebra el día 24 de junio, justo 6 meses antes de navidad, esta celebración originalmente coincidía con el solsticio de verano (por acomodos en los calendarios ya no cae el mismo día) por lo cual el Sol y el Fuego son los símbolos de la fiesta ya que el solsticio es el día más largo del año.

El Solsticio

En el solsticio de verano o también llamado solsticio vernal  se produce el día más largo y la noche más corta del año en el hemisferio boreal (sucediendo lo contrario en el hemisferio austral).

Desde la pedagogía Waldorf estos cambios en el entorno también tienen un impacto en lo anímico: a mayor cantidad de luz en el ambiente hay una mayor energía, consciencia, posibilidades de ver “con claridad”,  de contactar con la propia luz.

Uno de los objetivos anímicos durante esta época, no solo es tener luz, sino iluminar con nuestra presencia y expandir la luz a los demás

Fiesta de San Juan en las escuelas Waldorf
Fiesta de San Juan en las escuelas Waldorf

Debido a que luz del sol en la tierra se encuentra en su punto más alto, representa un nuevo comienzo y por ende una energía cósmica renovadora, en este caso por medio de la jerarquía cósmica de San Juan.

La celebración

En términos generales, la celebración de San Juan en las escuelas Waldorf consiste en una reunión al final de la tarde y comienzo de la noche  en la que participa toda la comunidad (estudiantes, padres, maestros).

La fiesta se realiza en torno a una fogata que es encendida mediante una antorcha como símbolo de una alquimia interior, es el sol que desde el centro ilumina, Esta ayudará a la liberación y purificación de lo negativo o muerto y será remplazado por fuerzas que darán renovación y vida (un bautismo como el que oficiaba San Juan), lo antiguo sucumbe ante la renovación que trae lo nuevo.

En la celebración generalmente se hacen coronas de flores o arcos de flores por el que los invitados pasan para representar la entrada del verano. se cantan en comunidad las canciones representativas de esta época, se lee el cuento de San Juan y se termina  conviviendo y comiendo algo de la época.

En el caso de nuestra escuela elegimos el mango porque es una fruta de temporada que en un inicio tiene el verde del verano, pero después evoluciona a tonos propios del verano (amarillo, naranja, rojo) como una especie de sol dulce que nos alimenta y nutre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Cargando Captcha...