Mitos sobre la educación Waldorf

Las escuelas Waldorf representan un visión muy distinta de como educar, estas diferencias rompen con los modelos convencionales y por tal motivo en ocasiones se llega a presentar desinformación o malas interpretaciones de este modelo educativo. Es por ello que en este artículo te hablaremos sobre algunos de los mitos sobre la educación Waldorf

Las escuelas Waldorf pertenecen a una secta

Vale la pena comenzar hablando sobre este punto ya que es común y es un ejemplo de la desinformación.

Lo primero que hay que tomar en cuenta para contextualizar, es que las escuelas Waldorf se encuentran dispersas a lo largo de todo el mundo, y por ello cuentan con estudiantes y profesores de las más diversas religiones y tradiciones, sin que esto implique un problema. La pedagogía Waldorf no pertenece a ninguna religión en particular.

Sin embargo lo que este tipo de colegios si toman en cuenta es al niño como una totalidad, como un ser poseedor de un área corporal, una mental y una dimensión espiritual, por lo cual las actividades que se propondrán en este tipo de escuelas no serán únicamente de vaciado de conocimientos sino de crecimiento personal en todas sus dimensiones.

Arte

Entre las formas en que esta pedagogía propone el crecimiento interior de los niños se encuentra el arte, no como una asignatura en la que hay que tener cierto tipo de precisión para pasar los exámenes, sino como un proceso contemplativo, de autoconocimiento y de expresión interior.

Vinculación con la naturaleza

En las escuelas Waldorf es importante el aprecio y la vinculación con la naturaleza, se educa al niño a crear una relación estrecha hacia la vida y sus manifestaciones, hacia el ritmo que tiene esta y el lugar que ocupamos dentro de este macrocosmos.

Festividades 

Los festivales como la navidad, los cambios de estación, la pascua, entre otros, son otros recursos por medio de los cuales las escuelas Waldorf vinculan al niño con su lado espiritual.

En estas celebraciones los padres de familia forman una parte importante al ser parte de la comunidad educativa, se busca que el niño tome consciencia de los desafíos y los valores propios de cada momento a lo largo del año.

En las instituciones Waldorf no hay clases de religión ni se pide que los maestros profesen un culto en específico.

No aprenden igual que en otras escuelas

En realidad este no es un mito es una realidad pero vale la pena aclararlo. Si se entiende por “igual” a hacerlo de manera prematura, entonces efectivamente en las escuelas Waldorf no lo hacen así.

Tanto la lectura, la escritura, como algunos otros procesos se hacen a la edad que biológicamente el niño está en plenas capacidades para llevarlo a cabo. Para esta pedagogía no aplica el “entre más pronto mejor” pues lo considera como un daño al sano desarrollo y evolución del niño.

Por lo cual puede haber niños de otro tipo de escuelas que tengan aprendizajes a más corta edad que los estudiantes de las escuelas Waldorf, pero las consecuencias de este proceso fuera de ritmo se verán más adelante tanto en cuestiones escolares como anímicas.

En las escuelas Waldorf desarrollan pocas habilidades para la vida profesional

Este argumento surge principalmente de los miedos de los padres de familia que temen que al ser el sistema Educativo Waldorf tan único y diferente no desarrollo en los niños habilidades que les serán necesarias para su vida profesional.

Sin embargo te hago la siguiente pregunta ¿Sabes cuáles son las habilidades más buscadas por las empresas más importantes hoy en día? El pensamiento divergente e innovador, el cual es uno de los pilares de las pedagogías alternativas, las cuales no solo reproduce modelos sino que acompaña al niño a la construcción de nuevos y revolucionarios conocimientos.

Los estudiantes de las escuelas Waldorf tienen dificultades para integrarse a otros modelos educativos

¿Qué pasa después de la educación Waldorf? Ya sea al finalizar el kínder,  la primaria o secundaria, los niños a su nivel han desarrollado habilidades esenciales, tienen una notable capacidad de autoaprendizaje, son capaces de sacar sus propias conclusiones y buscar nuevas fuentes de información.

Algo igual de importante de los egresados de las escuelas Waldorf es que establecen relaciones humanas significativas, tienen éxito en su inteligencia intrapersonal e interpersonal lo cual les permite hacer sinergia y adaptarse con éxito a distinto escenarios.

Conclusiones

En conclusión existen algunos mitos sobre la educación Waldorf, sin embargo  este modelo educativo como cualquier otro tiene sus características propias.

No es un modelo para todas las familias, si tu interés es el desarrollo de aprendizajes significativos sobre las competencias, si tu interés en la educación es desde un modelo íntegro y no solo memorístico, si tu visión de la educación es la búsqueda de la transformación y no solo la reproducción de modelos, si valoras las relaciones humanas al igual que los conocimientos,  si prefieres que los aprendizajes se den al tiempo en el que el niño esté preparado y no lo antes posible, entonces este modelo si es para ti.

2 Replies to “Mitos sobre la educación Waldorf”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Cargando Captcha...